Delfina Zelaschi

¡Hola!

Mi nombre es Delfina Zelaschi y soy gineco-obstetra. Me apasiona ayudar a las mujeres a encontrar un equilibrio saludable con sus hormonas, sus niveles de energía y su calidad de vida en general.

Al finalizar mi formación, y durante los años de residencia, sentía el cansancio que consideraba normal para un residente. Pero al terminar la residencia, sentí que esa fatiga seguía presente. Sentía que mi cuerpo estaba muy agotado, pero mi cabeza no paraba. Llegaba la tan ansiada hora de dormir y mi mente no se aquietaba. Por momentos pensé que padecía ansiedad, por otros pensé que era depresión. Mi peso había cambiado, mi piel era diferente. Era como que vivía en ese bucle de necesitar un cafecito para despertarme, un vinito para dormirme.

Te invito a descubrir lo fascinante y hermoso que puede ser el haber nacido mujer.

Todos mis laboratorios salían supuestamente dentro de rango. Pero algo no estaba bien y sentía que tenía que encontrar la fuente. “¿Serán mis hormonas?”, me preguntaba. “¿Mi alimentación? ¿La gestión de mis emociones?” En algún lado tenía que estar la respuesta.

También coincidió con que empecé a percatarme de que cientos de otras mujeres como yo, amigas y pacientes, que se encontraban en distintas etapas de sus vidas, tampoco encontraban respuestas a sus síntomas y deseaban mejorar su calidad de vida. Las mujeres vivimos momentos muy intensos—la adolescencia, la maternidad, la menopausia—cada uno con su particularidad. Y a su vez, no hay dos mujeres iguales en este mundo en cuanto a sus hormonas, estilo de vida y necesidades personales. Necesitábamos una medicina confeccionada por y para cada una de nosotras, que tuviera en cuenta el papel de todas las facetas de nuestras vidas dentro de nuestra salud, más allá de nuestros resultados de estudios o laboratorio. Fue así como decidí especializarme en medicina funcional y de precisión.

Necesitábamos una medicina confeccionada por y para cada una de nosotras

Con el tiempo empecé a creer en que todas merecemos comprender y diseñar nuestras hormonas como un traje a medida. Es por ello que hoy me dedico a diseñar métodos terapéuticos que te ayuden a ver la fatiga, la endometriosis, el ovario poliquístico, la infertilidad, el deseo sexual, la calidad del sueño y la salud hormonal en general como algo que se puede solucionar en armonía con tu calidad de vida como un todo, más allá de solo acallar un síntoma. Todas debemos poder cumplir con todos nuestros roles en plenitud de nuestras funciones y tener un papel participativo e informado en el camino hacia nuestra mejor versión. Te invito a descubrir lo fascinante y hermoso que puede ser el haber nacido mujer.